¿Sabes cómo aplicar la Sostenibilidad a una actividad?

¿Conoces el Enfoque Sostenible?

El Enfoque Sostenible permite incorporar criterios económicos, ambientales y sociales en la toma de decisiones. ¿Quieres saber cómo?

Recordemos primero en qué consiste la Sostenibilidad, para situarnos.

La sostenibilidad es la capacidad de mantener un equilibrio ambiental, económico y social que permita la mejora continua de la calidad de vida y del bienestar de las generaciones presentes sin comprometer a las generaciones futuras.

La Sostenibilidad es, pues, el taburete de 3 patas sobre el que se asienta un sistema.

Y este Sistema puede ser desde un producto o un servicio, una actividad concreta, un proyecto o hasta la propia organización.

Aplicar la Sostenibilidad supone un cambio de enfoque en la forma de tomar las decisiones corporativas y productivas, e incorporar herramientas que permitan valorar el desempeño económico, ambiental y social de forma conjunta.

 

El Enfoque Sostenible:

El Enfoque Sostenible es un método que permite abordar el estudio de un sistema desde los 3 Pilares de la Sostenibilidad: Económico, Ambiental y Social, de forma práctica.

Se basa en la metodología de mejora continua, pero considerando en la toma de decisiones tanto los aspectos económicos como los ambientales y sociales, de forma individual y conjunta.

El objetivo es promover un cambio en la forma de interpretar y analizar la información que nos rodea, y visualizar las interdependencias de los aspectos económicos, ambientales y sociales. Y,

En definitiva, el Enfoque Sostenible es la aplicación práctica de la Sostenibilidad..

El cambio de enfoque es la clave para que la implantación de la Sostenibilidad realmente cumpla su función y que trabaje para la organización, no al revés.

Hay que tener en cuenta que la Sostenibilidad implica un proceso continuo, en el que se van haciendo mejoras a partir de los resultados que se van obteniendo.

Es decir, no consiste en hacer un informe anual para olvidarse de ello hasta el próximo año.

Eso, al final, sólo quita tiempo a los responsables todos los años, disminuye la productividad, puede incluso perjudicar la imagen corporativa y, lo más importante, realmente no aporta ninguna mejora a la organización.

Se trata, pues, de incorporar un proceso que permita entender y analizar la organización de forma global, para poder tomar decisiones que ayuden a introducir mejoras y adaptarse a los cambios de una forma más sencilla, más coherente y continua, teniendo en cuenta los aspectos económicos, ambientales y sociales.

 

Las Herramientas:

El Enfoque Sostenible aporta nuevos criterios para analizar la información.

Por eso, es fundamental obtener un conocimiento amplio del sistema, para analizar su nivel de sostenibilidad, y así poder considerar las mejoras convenientes.

Sin embargo, conseguir esta información puede resultar al principio algo complicado. Esto se debe a su dispersión, ya que implica varias áreas, y al desconocimiento de cómo esa información puede ayudar a mejorar la sostenibilidad.

Para facilitar la obtención de esta información, las organizaciones disponen de herramientas que recopilan los datos necesarios para elaborar estos análisis, incluyendo los aspectos económicos, ambientales y sociales.

Esto facilita cada vez más la toma de decisiones teniendo en cuenta el Enfoque Sostenible.

Pero… ¿qué y cuáles son estas “Herramientas”?

Considero “Herramientas” a las metodologías, estudios, tecnologías, certificaciones o políticas que favorezcan la aplicación del enfoque sostenible en la actividad de las organizaciones.

En ocasiones, son herramientas habituales a las que se les incorporan los aspectos ambientales, sociales o económicos.

En otros casos, son herramientas específicas para un estudio concreto.

Estas Herramientas se pueden agrupar en 2 categorías generales:

  • Herramientas Globales: Son las herramientas que aportan una visión más global del sistema. Pueden valorar varios aspectos a la vez.

Ejemplos: Bussines Model Canvas, Plan de negocio, Cuadro de Mandos Integral, Análisis de Ciclo de Vida, Sistema de Gestión Integrada…

  • Herramientas Específicas: Son las herramientas que aportan una visión específica de cada uno de los aspectos de la Sostenibilidad. Estas herramientas se aplican a un aspecto concreto, el económico, ambiental o social.

Ejemplos: Balance Anual, diversos estudios ambientales, informes de Responsabilidad Social Corporativa, sistemas de gestión…

Estas herramientas no tienen por qué implicar, en principio, grandes inversiones o las últimas tecnologías.

El objetivo es poder monitorizar la actividad desde diferentes puntos de vista y obtener la información más relevante. No es lo mismo la información que maneja una pyme de 15 empleados que una de 100, ni el sector industrial respecto al sector servicios.

En función de los objetivos y el alcance de los análisis, y del contexto de la organización, se pueden adaptar las herramientas a distintos formatos.

Por ejemplo, los estudios de huellas ambientales pueden requerir desde hojas de cálculo, bases de datos hasta el uso de softwares especializados.

 

Consejo Práctico:

Recordemos que la Sostenibilidad es un proceso en el que se va avanzando paso a paso mientras se va obteniendo un mayor y mejor conocimiento del sistema.

En este caso lo más importante es empezar y ser constante.

Se puede partir de un estudio sencillo para luego ir profundizando en ello.

Por suerte, actualmente, la industria 4.0 y los avances en el tratamiento y gestión de datos facilitan la automatización de estas tareas.

Además, el acceso a este tipo de herramientas es cada vez más fácil.

Sin embargo, cada organización debe valorar qué herramientas puede o le conviene implementar.

En ocasiones puede resultar más útil una herramienta sencilla y fácil de implementar para estudios más básicos, que herramientas más complicadas que desbordan a la organización y al final, no se aprovechan del todo.

 

Referencias:

Artíiculos relacionados del Blog iSostenible: «¿Qué entiendes por “Sostenibilidad”?«

Deja un comentario